jueves, 13 de enero de 2011

DOS PALACIOS CON DOS SUERTES DIVERSAS

Asilo Unzué de Mar del Plata


Foto que nos hizo llegar Máximo "Bebe" González Álzaga
I
PALACIO SAN JACINTO

Arquitecto Louis Faure Dujarric
…” Louis Faure-Dujarric (1875-1943). Este francés se había formado en la famosa Ecole des Beaux Arts, de París, que entrenaba a sus alumnos en una aptitud versátil para afrontar programas de trabajo de lo más disímiles. Como parte de su programa de estudios tuvo que proyectar desde baños públicos hasta el palacio para el gobernador de Argelia, o un monumento para héroes de la independencia de su país. En la Argentina fue el arquitecto predilecto de los Unzué. Diseñó la fabulosa y demolida San Jacinto (propiedad de la marquesa pontificia María Unzué de Alvear), la casa del Biarritz argentino de su hermana Cochonga y la capilla de la mítica estancia Huetel. Frente al océano, levantó el imponente Asilo Unzué de Mar del Plata que, además de estar provisto de una capilla con decoraciones realizadas en Roma, tenía la más avanzada tecnología. La fortuna Unzué le permitió ensayar de todo un poco. Asociado con Robert Prentice, un inglés que había estudiado en París, construyó obras particulares y espacios para uso público como la estación Retiro del ferrocarril Belgrano”.

“El perfil de Louis Faurec-dujarric lo convierte en un personaje apto para la literatura o el cine. Era un dandy anglófilo, una suerte de gentleman architecte, siempre impecablemente vestido y montado en su Rolls Royce. La lista de sus obras destila glamour: el estadio de tenis de Roland Garros, elestado olímpico de Colombes, las instalaciones del Racing del Pre catelan y la tienda Aux Tríos Quartiers. Además, hay que incluir varios edificios de departamentos suntuosos, de estilo moderno, construidos a principios de los años 30 en parís, en plena crisis francesa”.

II
Palacio HUETEL
Otra Estancia y otro Palacio – Huetel de Concepción Unzué de Casares
Ver más  información: http://www.25virtual.com.ar/lesta.htm - Lo que figura entre comillas es cita textual del texto de 25virtual com
Hay información breve en: http://www3.sympatico.ca/gaston.ringuelet/mcontin/sem98/huetel.htm


Autores:  Cristián Matías Lazzaro  y Ricardo Fabián Maidana. A ellos pertenece este artículo que puede echar luz y permitirnos entender lo que era y significaban las Estancias. (http://www.25virtual.com.ar/lesta.htm)

LAS ESTANCIAS
“Las estancias se componen de una gran casa señorial y de vastas extensiones de tierra dedicadas específicamente a la cría de ganado y a la agricultura. …
Todavía algunas estancias antiguas se conservan, la estancia Huetel que mantiene el estilo del rey Luis Xlll.”  

El Castillo ubicado en Huetel es otro Palacio que está en otra Estancia ubicada a unos 90 km de la Estación 9 de Julio. Propiedad de la hermana de María Unzué: la señora Concepción Unzué de Casares.
Otro estilo, pero con todo el esplendor. La Estancia también era inmensa. Actualmente se ha ido reduciendo.

“Es una de las estancias más suntuosas del país. De inconfundible estilo Luis Xlll, la casa principal se alzó en una extensión sin árboles que conserva la peculiaridad de la zona  que contrasta con el denso bosque del parque que se atraviesa para llegar allá.”

CASCO
“El casco de una estancia típico del siglo XIX consistía en la residencia principal. …”

PERSONAL
“Vivía el mayordomo o los propietarios durante los meses de verano. Un conjunto de ranchos para el capataz y la peonada, dependencia anexas usadas para oficinas administrativas, cocinas y galpones para herramientas, cueros, grasa y aperos. Incluía además los corrales para los caballos de trabajo y herrajes.”

PROTECCIÓN
“Antes de la introducción del alambrado en la década de 1.860, los viejos cascos estaban rodeados de fosas de tres m. de profundidad y ocho m. de ancho, construidos como medio de defensa para los ataques indígenas y a la vez para proteger los frutales y animales de calidad. A medida que  una estancia prosperaba, sus dueños o bien agregaban habitaciones al viejo casco o levantaban una opulenta casa nueva alejada de la original y construían una capilla en el parque.  …”

EXTENSIÓN – UBICACIÓN GEOGRÁFICA
“El establecimiento tiene sesenta mil hectáreas en el partido de 25 de Mayo. Y permitió a su propietaria, Concepción Unzue de Casares, dar rienda suelta a su fantasía…  (construir un)  chateu francés del periodo de los Borbones”

EL PALACIO
“… Huetel (“ mulita” en lengua indígena. …
La construcción de la casa empezó en 1906, bajo la dirección del arquitecto Dunoart, pero Carlos Casares falleció en 1907 sin alcanzar a verla terminada. La mansión, que se inauguro dos años después resulto ser un edificio elegante, con escalinatas de mármol, terrazas con amplios balcones en el primer piso y masardas gris azuladas en la planta alta, tenía decenas de salones y habitaciones.
Todo hacia suponer que Huetel seria el marco adecuado para una activa  vida social. Pero Concepción Unzué era una mujer retraída, de pocas palabras, pero tenaz y voluntariosa.”

PARQUE
“Para controlar la marcha  de las plantaciones del (parque)  lo recorrió en un cochecito tirado por un petiso.”

DONACIONES
“Muy piadosa, regalo  a la población rural escuelas, hospicios y hospitales.”

VISITAS
“En 1925 el Príncipe de Gales, que seria Eduardo Vlll se detuvo un par de días en la estancia. Llego en tren hasta el corazón del establecimiento, que disponía entonces de un ramal de Ferrocarril Srid y de andén propio.
Según la crónica…  , exhausto de las funciones protocolares, el príncipe se dio el lujo de quedarse a dormir hasta tarde en el vagón y de no concurrir a los festejos realizados en su honor. Sin embargo, por la noche se deleitó con un  excepcional espectáculo de tango ofrecido por el legendario don Gardel – Rezzano, traído especialmente para esa velada.”

LA ESTANCIA HOY
“Concepción Unzué murió casi centenaria en 1959. Como no tenia hijos dejó la Estancia a su sobrina Josefina Álzaga Unzué de Sánchez Eli, cuya hija Josefina Sánchez Alzaga Larreta, es la actual dueña de Huetel. Posee allí 7.000 hectáreas y una cantidad  similar que fue de su hermano Horacio, está en manos de María Elena Unzué.”



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada